Project CARS

Project CARS

¿El juego de carreras de este 2015?

Análisis en marcha Ver descripción completa

Análisis en marcha

Project CARS apunta a ser una experiencia de conducción pura y dura. Al igual que DiRT Rally de Codemasters, deja a un lado las apariencias de famosos, las presentaciones impactantes y el glamour. Project CARS es un juego de coches para la gente que le gusta competir en coches impotentes por circuitos icónicos.

Los coches y los circuitos: realismo puro

Lo más importante en un juego de conducción son las sensaciones. Project CARS no es exactamente un simulador al 100% pero se le acerca. El manejo de los coches es realista y no basta con darle a fondo el pedal y limitarte a girar en las curvas como otros juegos arcade.

Cuando empiezas Project CARS eliges tres configuraciones: Principiante, Amateur o Profesional. Principiante activa muchas ayudas de conducción y te presenta todas las ayudas visuales como los asistentes para los frenos, mientras que Pro te lo quita todo. Elijas lo que elijas, solo ganarás si conduces bien, es decir, si aprendes el manejo de tu coche y la estructura de la pista.

Los modelos de los coches en Project CARS se ven geniales. El equipo detrás del juego ha creado nuevas físicas para los neumáticos, y se nota la diferencia. Puedes casi sentir la fricción de tu coche sobre la pista o los neumáticos luchando por aguantar mientras pones a prueba sus límites. El control cambia según el coche, como debe ser, y las superficies son diferentes en cada circuito.

Las opciones de la cámara ofrecen más pruebas de lo serio que Project CARS se toma la conducción. Solo existe una cámara que sigue al coche: solo puedes escoger la cercanía de dicha cámara.

Puedes configurar el resto de controles según tus gustos. He descubierto que el control por defecto para los mandos es demasiado sensible. Sería genial si pudiésemos cambiarlo rápidamente.

Opciones y más opciones

La lista de coches de Project CARS no es la más grande del género, al menos por ahora. Habrán más packs de coches disponibles en un futuro. Los coches disponibles son buenos; tienes desde clásicos pasando por coches de carreras hasta coches de carretera.

Su lista de circuitos es más impresionante. Encontramos muchas pistas famosas como Laguna Seca, Imola y Silverstone, bellamente renderizadas. Puedes competir en carreras simples, en contrarreloj, practicar o competir online (hemos probado el juego antes de su lanzamiento, no podemos juzgar cuán bueno es).

El Modo Profesión es excelente. Puedes empezar con la clase que quieres. Puedes empezar con karting y ascender hasta la Fórmula 1. No existe argumento alguno pero Project CARS intenta que sientas que realmente estás metido en el mundillo con “emails” de fans o menciones en social media sobre tus hazañas.

Aunque algunos efectos de sonido no suenan cómo deberían hacerlo, en general este aspecto del juego es muy bueno. El sonido ambiente de cada circuito y del tiempo es genial, si es que consigues escucharlo por encima del rugido de tu motor. El juego tiene un aspecto genial, con modelos de coches excelentes, circuitos bellamente recreados y efectos meteorológicos excelentes. 

Un juego de carreras serio pero accesible

Project CARS acierta con la conducción. Está bien equilibrado y siempre es divertido jugarlo si es que tienes ganas de poner un poco de esfuerzo en aprender sus circuitos y en descubrir cómo controlar los coches. La única crítica que tenemos por ahora es su lista de coches relativamente corta.

Project CARS

Descargar

Project CARS